De sexo se habla y se escribe mucho, mas de lo que se practica.
Esto no es una guía para practicar mas, pero puede ser que mis experiencias
te hagan sonreír, sonrojar o te ayuden a conocer mas sobre el tema, buscarle
nuevos puntos de vista, o aprender juntos sobre sexo, erotismo y placer.

domingo, 13 de julio de 2014

Sexo con lógica, sexo con monjas

Para empezar la semana con humor, os dejo un chiste, que no es más que una excusa para mostrar algo que me pone mucho, una de mis fantasías sexuales, me da mucho morbo imaginarme teniendo sexo con monjas, y por supuesto sexo oral.

Dos monjas, la Hermana María y la Hermana Sara salen del convento para vender bizcochos.
Hermana Sara: -Se esta haciendo de noche y nosotras todavía estamos lejos del convento!
Hermana María: - ¿Ya te diste cuenta que un hombre está siguiéndonos hace como media hora?
Hermana Sara: - Si, ¿Qué será lo que él quiere?
Hermana María: - Es lógico, él quiere violarnos.
Hermana Sara: - ¿Y ahora, qué debemos hacer?, él nos alcanzará en un minuto.
Hermana María: - La única cosa lógica que podemos hacer: separarnos. Tú vas para aquel lado y yo voy por aquel otro. El no podrá seguirnos a las dos, al mismo tiempo.

Entonces, el hombre decidió seguir a la Hermana María...
La Hermana Sara llegó al convento preocupada por lo que podría haberle sucedido a la Hermana María.
Pasado un buen tiempo, llega la Hermana María.

Hermana Sara: - Hermana María, gracias a Dios que llegó. Cuéntame lo que sucedió.
Hermana María: - Sucedió lo lógico. El hombre no podía seguirnos a las dos, entonces optó por seguirme.
Hermana Sara: - ¿Entonces qué sucedió?
Hermana María: - Lo lógico, yo comencé a correr lo mas rápido que pude y él corrió lo mas rápido que él podía también...
Hermana Sara: - ¿Y entonces?....
Hermana María: - Nuevamente sucedió lo lógico: el me alcanzó.
Hermana Sara: - Oh, Dios mío! ¿Y tú que hiciste?
Hermana María: - Hice lo lógico, me levanté el hábito.
Hermana Sara: - Oh, Hermana María! ¿Y qué hizo el hombre?
Hermana María: - El, también hizo lo lógico, se bajó sus pantalones.
Hermana Sara: - Oh, no!!! ¿Y qué sucedió después?
Hermana María: - ¿No es obvio, Hermana Sara? Una monja con el hábito levantado corre mucho más rápido que un hombre con los pantalones bajados...!!!

Si alguien pensó en otro final para la historia, debe ponerse a rezar:
96 Ave Maria y 69 Padre Nuestro y disfrutar de estas imágenes de sexo con monjas y de sexo oral.




jueves, 3 de julio de 2014

Sexo en el ascensor


Una tarde gris, elvagabundo entró en el ascensor y extendió la mano para presionar el número del piso en el que hacía tanto tiempo ansiaba entrar.

Apenas tocó el botón, imaginó sus pezones duros, sus botones pequeños y sonrosados que cientos de veces había visto en fotos y su erección lo golpeo con fuerza, se sorprendió una vez mas deseándola con locura y desconcertado de que un simple detalle le hiciera perder la razón.
En cada piso que subía, se proyectaba una nueva imagen y la certeza de que sus fantasías sexuales se harían realidad, tocar sus bragas húmedas, levantar su falda, colarse entre sus piernas y besar su coño mojado y expectante, lamerlo hasta arrancarle gritos de placer, complacerla en una de las cosas con las que ella mas disfrutaba, practicarle sexo oral hasta que rogara ser penetrada y así llegar al gozo mas pleno, el fundirse de dos cuerpos hasta explotar en el mas vertiginoso orgasmo real que un chat erótico consiguió provocar.


elvagabundo ha desaparecido, ahora soy yo quien quisiera marcar el número de su piso, pero no sé donde buscar...

viernes, 27 de junio de 2014

Sexo religioso ó sexo con religiosos

¿Quién no ha tenido fantasías sexuales con religios@s???
¿Quién no ha imaginado los morbosos secretos que se esconden tras las gruesas paredes de piedra de los monasterios...
Claustros, conventos, lugares fríos, que hacen que los pezones se pongan duros, que el silencio y la humedad del ambiente consiga excitarnos y despertar el morbo al punto de mojar las bragas y desear que el joven cura no lleve ropa interior bajo la sotana, que la religiosa arda de deseo por que laman y chupen sus pezones, los pellizquen y le produzcan estremecimientos que lubriquen su vagina del mas viscoso y aromático jugo.


Verdad que apetece empezar por esos pechos y bajar con la lengua hasta penetrar entre las piernas y paladear el sabor del pecado...





 y después del sexo oral ya sabéis, duro con ella.

domingo, 22 de junio de 2014

Sexo y fútbol, body paint Mundial Brasil 2014

Cuando se celebran grandes acontecimientos deportivos, los hombres suelen prestar más atención a los mismos y dejan el sexo en segundo plano.
Se sientan en el sofá frente a la tele y por mas que nos acerquemos a ellos y le practiquemos el mejor sexo oral, ellos seguirán con la vista fija en la pantalla...
Nosotras nos esforzamos por complacerlos, algunas hasta cubren su cuerpos desnudos con pintura para motivarlos.
El Mundial de Fútbol Brasil 2014 no escapa al arte del body paint.



También es cierto que hay escenas mas calientes de anteriores eventos, como estas chicas rubias que a tod@s nos gustaría ver cómo juegan y rozan sus pechos pintados...

Aqui os dejo el enlace a anteiores artículos relacionados: erotismo del desnudo o body paint

miércoles, 18 de junio de 2014

Sexo con los pies

Cómeme, comienza por donde tu quieras, pero acaba sobre mis pies...

Mis pies desnudos necesitan sentir tu humedad, yo necesito ver cómo se derrama tu placer en mis pies

dedicado a tod@s los seguidores del fetichismo de pies

domingo, 8 de junio de 2014

Conseguir unas bragas húmedas

Soy insaciable. Devoro todo lo que cae en mis manos, no importa el género, lo que me atrae y me seduce lo cojo, lo acaricio y lo llevo conmigo. Si llama mi atención, merece irse a mi cama.
Me gusta leer, soy una amante de la lectura, y en muchas ocasiones un buen libro es mi amante exclusivo.
No solo dedico mi tiempo al sexo escrito, me gustan todo tipo de relatos y los libros pueden tener ese inmenso poder de sorprender gratamente al dar vuelta una página. Una historia de intriga y misterios que promete mucho frío, le dio calor a mi noche.
Estaba leyendo El Ultimo Pasajero, de Manel Loureiro y me encontré con algunas escenas lésbicas y heterosexuales que provocaron que mi mano descendiera para acariciarme la entrepierna con suavidad, para comprobar si tenía las bragas húmedas.
Comparto con vosotr@s un par de pasajes ¿te humedecerás tu?

Robert desplazó las manos hacia la cabeza de Kate, con un gemido, y enterró los dedos entre su pelo. En respuesta, Kate sujetó la cinturilla de goma del calzoncillo y lo bajó, al tiempo que le lamía con fruición las ingles. El miembro de Robert estaba henchido y se elevaba rozando su mejilla. Con una lentitud dolorosa, lo sujetó con una mano mientras comenzaba a besarlo con los ojos cerrados, embriagándose con su olor familiar y disfrutando de su tacto terso. Con suavidad cerró sus labios sobre el glande y comenzó a chuparlo con movimientos rítmicos y cada vez mas intensos.
Robert jadeaba sin control a medida que sus caderas se arqueaban. Kate disfrutaba de la inmensa sensación de poder que le proporcionaba aquel momento, su boca subía y bajaba en torno al miembro mientras lo sujetaba por su base con la mano derecha y le acariciaba los testículos con la otra. Notaba cómo latía dentro de su boca, cada vez mas profundo, cada vez mas empapado de saliva y vibrante.

Fue el turno de Robert, que le separó las piernas y se colocó entre ellas. Con deliberada lentitud, apoyó su miembro sobre los labios mayores y comenzó a moverse con suavidad, sin llegar a entrar en ella. Aquel roce arrancó un gemido de impaciencia en Kate.
Entonces, muy despacio fue entrando en ella. Kate notaba cómo Robert la iba llenando, ocupando hasta el último hueco en su interior, rozándose contra la piel. Empezó a embestirla con movimientos rítmicos de cadera. A cada empujón ella gritaba, sumergida en un cóctel explosivo de placer, alegría e incredulidad. Ella notó en su vientre una inmensa ola a punto de estallar. Hundió la cara en el pecho de Robert en el momento en que un orgasmo avasallador la sumergía por completo. Gritó, liberada, mientras oleadas de placer cruzaban por su cuerpo y la sacudían por completo, fuera de control. Fue un orgasmo largo, potente y profundo. Notaba como sus contracciones se cerraban en torno al miembro de Robert, multiplicando por mil aquella deliciosa sensación. Robert también parecía notarlo, porque de golpe sus movimientos se hicieron más rápidos, mas urgentes. Clavó con fuerza sus manos en las caderas de Kate, inmovilizándola en una postura de total sumisión, mientras su cara se transformaba en una sensación de éxtasis, justo antes de correrse con fuerza en su interior.
Kate sintió el orgasmo de su hombre al mismo tiempo que una extraña sensación húmeda la llenaba por completo y un nuevo orgasmo la atacaba por sorpresa. Parecía como si un dique enorme se hubiese abierto dentro de ella y todo se estuviese llenando de líquido.

jueves, 5 de junio de 2014

Mas sexo oral con falda

Un seguidor del blog, apodado P.
ha comentado el post sexo oral con falda y una de las imágenes de la chica lo han inspirado para iniciar un relato.
Me ha preguntado si quiero que lo continúe... para él y para que le sirva de inspiración, nuevas imágenes de chicas con las faldas arriba o upskirt, provocativas posturas para el sexo oral con falda



sábado, 31 de mayo de 2014

Sexo en carteles

Porque a tod@s nos pone de buen humor tener sexo, y porque much@s cuando no tenemos sexo nos ponemos de malas, una buena forma de rebatir la situación es reír un poco, aunque sea con tonterías...
No siempre tiene que ser sexo oral, también vale el sexo escrito



martes, 27 de mayo de 2014

Porque el sexo es para sentir

Sentir es el título de este relato erótico de un seguidor del blog.
un relato escrito por elvagabundo
La sala estaba fría, y ella lo notaba mas al estar desnuda, allí, en medio de una habitación, sin saber si alguien la observaba o no.
No sabía muy bien porque había dicho que si a aquella cita, pero le excitaba probar algo nuevo, algo que le atraía.
Había conocido a aquel hombre en una fiesta con su novio, con solo mirarla casi consiguió descifrar todos sus pensamientos, y cuando cruzó los ojos con él, los tuvo que bajar, se sentía desnuda ante esa penetrante mirada.
Se acerco a ella y en un susurro le dijo: “se te nota a la legua que no tienes lo que quieres ni lo que necesitas, toma mi tarjeta y llámame, también puedes no hacerlo, pero habiéndote mirado, sé que me llamaras”. Y sin más se fue.
Tardó días en atreverse a llamarlo, pero finalmente sus ganas de sentir y su curiosidad acabaron imponiéndose y levantado el teléfono, le dijo que tenía razón, que quería más cosas.
Él solo le dio una dirección y unas pocas instrucciones, el sitio era donde se encontraba ahora mismo, el edificio era elegante, pero viejo y algo destartalado.
La habitación, como la podría describir... con muy poca luz, con rincones oscuros, más bien lúgubre, con una cama de hierro, y un colchón encima de ella, sin nada mas, el suelo era de fría baldosa de barro, vieja y suavizada por el tiempo, todo era extraño, y contrariamente a la razón, verse allí una mujer desnuda, desvalida, a merced de quien pudiese verla, sin posibilidad de que nadie la ayudase, la excitaba excesivamente, lo notaba en su sexo mojado y en su respiración algo agitada y nerviosa.
Finalmente se atrevió a preguntar en voz alta si había alguien, el silencio fue su respuesta.
Sin saber muy bien porque se acercó a la cama y se tumbó en ese duro colchón.
Cuando estaba tumbada oyó pasos que se acercaban y antes de que pudiese mirar, tenía los ojos tapados por una tela, una mano levanto su cabeza y hábilmente ato la tela por detrás, escucho una frase: “silencio, es hora de sentir”, reconoció su voz, era él, tenía una voz inconfundible, ronca, sensual, dura.

Se sintió segura al oírle, no sabría decir bien el motivo, porque bien mirado aquello lo que debería darle era miedo, pero su curiosidad, su deseo, sus anhelos, su cuerpo… decían lo contrario. Notó como algo se enrollaba en una de sus muñecas, enseguida se dio cuenta que era una cuerda, luego una mano tiro de su brazo ligeramente y al poco sintió que no podía moverlo, estaba inquieta, pero no dijo nada, en poco tiempo sus dos brazos quedaron atados al cabecero de la cama.
Unas manos que comenzaron a recorrer su rostro, pasaban por sus labios, por su mejilla, un dedo se paro en sus labios y ella no pudo evitar entreabrirlos y sacar su lengua para lamerlo, el dedo se mantuvo allí y ella se atrevió a mas, y lo succionó, aquello la excito aun mas, pero la mano siguió moviéndose, poco a poco tocaba cada trozo de su piel, delicadamente pero de una forma segura, casi rotunda.
Su piel se erizaba del placer que le producía aquella mano, llegó a sus pezones, no los tocó directamente, los rodeó, los rozó y finalmente acabó por tocarlos en la punta y pellizcarlos levemente, noto un aliento que se acercaba a su piel, y a continuación una boca que succionaba y mordía uno de sus pezones mientras el otro era pellizcado cada vez con más contundencia.
Estaba mojada, los pezones le dolían con los tirones y los mordiscos, pero a la vez con cada brizna de dolor sentía que el placer crecía y crecía comenzando a ser imparable, una mano bajó por su vientre y lentamente se posicionó en su clítoris, simplemente al tocarlo y presionarlo un poco, ella se corrió irremediablemente, notó como un río de fluidos salía de su coño y los gemidos se escapaban de su boca, pero todavía en pleno éxtasis esos dedos invasores la penetraron y comenzaron a moverse dentro de ella, querían arrancarle alaridos y lo estaban consiguiendo.
Casi inmediatamente una segunda oleada de placer la volvió a inundar, no podía hablar, estaba en otro lugar, en otro mundo, en pleno éxtasis, atada y desvalida y sin embargo poderosa, llena de vida como no lo había estado en mucho tiempo, se había corrido dos veces en pocos minutos de una forma que nunca había sentido.
Cuando de nuevo fue consciente de la realidad se dio cuenta de que sus brazos estaban sueltos, tenía las cuerdas atadas, pero nada los retenía, quería quitarse la venda y mirar, pero no se atrevía, un aliento cerca de su oído la paralizo, de nuevo volvió a oír su voz… “por hoy es suficiente, la próxima vez será más intenso”, y la venda callo desatada, cuando abrió los ojos solo vio la oscuridad de la habitación, se levantó despacio y todavía con el corazón acelerado, se vistió y salió de allí, solo pensaba en su siguiente cita, en su llamada, en esas manos desconocidas que la habían poseído como nadie…
un relato escrito por elvagabundo ¡gracias!

miércoles, 21 de mayo de 2014

Sexo oral con falda

El sexo oral...
uffff
¿A quién no le gusta?
Quien ha probado los licores del placer... siempre querrá mas, algunas veces muy suavemente, paladear los jugos, rozar con un dedo, llevarlo a la boca, otras veces directamente, pasar la lengua, lamer, explorar y lograr que emanen mas jugos, mas humedad y con esa humedad, el aroma a deseo, el olor hace que la excitación se incremente, que el deseo de ambos crezca hasta que ya no se puede mas y se quiere explotar.
Hay muchas maneras de practicar sexo oral, y lugares, y formas... pero para much@s el mayor morbo es practicar sexo oral con la ropa puesta, levantar la falda, faldas arriba y a tocar...
Para los amantes del sexo oral con falda, aquí unas imágenes